Regresar de las vacaciones y no morir en el intento

DSC01134.JPG

Seis estrategias para implementar en casa y regresar a la rutina después de un largo descanso:

Las vacaciones vienen acompañadas de una gran dosis de diversión, bienestar y descanso, sin duda ese es uno de los principales motivos por lo que las esperamos ansiosamente.

Cuando cada uno de los miembros de la familia tiene la oportunidad de coincidir en éste periodo de receso, inician los preparativos y se respira un ambiente de felicidad. Pocas normas, más horas de sueño, disfrute de la naturaleza, alimentación irregular; hacen de las vacaciones un momento para romper con la rutina diaria.

Pero pasa el tiempo y empezamos a sentir que el poder se sale de nuestras manos, nos cansamos del excesivo y supuesto descanso, en definitiva deseamos regresar a los días ordinarios con sus respectivas costumbres.
Han terminado las actividades planeadas, papá es el primero que regresa a sus labores habituales y mamá se queda con los niños tratando de mantener las cosas bajo control…no nos digamos mentiras, ya no tenemos nada más que inventar, el tiempo es eterno, empiezan las discusiones entre los hermanos, la casa casi siempre está en caos y el ambiente se torna pesado; definitivamente tan importante son las vacaciones, como la vida cotidiana .
Yo soy la mamá y empiezo a sentir que me encantaría unas vacaciones reales para mi sola…en la playa, el sonido del mar, mi bikini favorito, el sol en mi piel, un cóctel, música…
Perdón!!…de qué hablábamos?? Ah sí! De: regresar de las vacaciones y no morir en el intento.

Pues aquí les dejo algunas herramientas que pueden servirles tanto como a mi, para iniciar la rutina diaria y sobrevivir al lío que todo esto conlleva:

1. No abandonar por completo la rutina: las vacaciones nos emocionan de tal forma que permitimos que todo se salga de los parámetros normales, nos levantamos tarde, el desayuno se convierte en almuerzo, el día es más corto y los niños descuidan algunas de sus responsabilidades. Para evitar que esto suceda, es vital seguir con algunas de las actividades ordinarias o en caso de alterarlas debemos ser claros con los niños, explicarles porque estamos haciendo estos cambios e involucrarlos en las tareas domésticas, como comúnmente lo hacemos.

2. Establecer nuevos horarios: está bien dejar que los niños duerman un poco más, salgan a jugar hasta más tarde e incluso permitirles quedarse en piyama todo el día, pero ellos suelen acomodarse a las circunstancias rápidamente, es por eso que debemos dejar claro que los horarios serán modificados sólo por una temporada y que gradualmente volverán a su estado normal.

3. Delegar responsabilidades: cuando estamos en vacaciones, aumentan las tareas domésticas, suele verse juguetes por todas partes, más ropa sucia y más movimiento en la cocina, así que tenemos la oportunidad de involucrar a toda la familia en los quehaceres del hogar. Si nos encontramos en un lugar diferente a nuestra casa, podemos responsabilizar a cada persona de sus pertenencias y de esta forma mamá podrá estar más tranquila y confiada.

4. Regresar con tiempo: por lo general buscamos pasar las vacaciones por fuera de nuestra casa; es indispensable llegar con suficiente tiempo para conectarnos con la rutina, organizar las cosas necesarias para el trabajo/el colegio y además reunirnos para establecer normas y responsabilidades de cada miembro de la familia.

5. Actividades divertidas: al finalizar las vacaciones nos incorporamos a una dinámica diaria que con el tiempo se torna, pesada, tediosa o monótona; es imprescindible establecer tiempo para actividades que permitan la integración familiar, el descanso y la diversión.
Pero también deben regresar los espacios en los que papá y mamá retomen su tiempo en pareja.

6. Mantener la calma: volver a la rutina no es fácil, altera los ánimos y afecta la interacción de los miembros de la familia por eso es importante planear, programar, diseñar cada una de las actividades cotidianas. Mamá no puede hacerse cargo de todo y debe permitirse dentro de su plan de acción el ejercicio físico y las escapaditas con las amigas.

Para la mayoría de personas la vuelta a la normalidad puede que no le generé ninguna preocupación, pero para quienes nos resulta difícil es imprescindible contar con suficientes herramientas para no morir en el intento.

bienvenido 2017!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s